Un Dron colisiona con un avión en Tijuana (México) mientras aterrizaba

Hace dos días, mientras un Boeing 737 realizaba la maniobra de aproximación al aeropuerto de Tijuana (México), los pilotos notaron un “fuerte golpe” en el avión. Tras contactar con la torre, procedieron al aterrizaje sin más complicaciones. Fue entonces cuando se apreciaron los desperfectos del impacto. La colisión con un ave quedó descartada por la ausencia de sangre y por el tamaño de los desperfectos. Por lo que todo se achacó a la colisión con un dron.

Desperfectos causados en un boeing 737 al colisionar con un dron.
Desperfectos causados en el morro de un Boeing 737 mientras aterrizaba en Tijuana (México)

La proliferación de éstos dispositivos y la facilidad con que se pueden adquirir, hacen de ellos “armas mortales” en función de quien los controle. Mientras el sector profesional se siente controlado y estrictamente regulado, el sector del hobby carece de control y muchas personas se dedican a volar sin las correspondientes medidas de seguridad. He de hacer hincapié, que también hay muchos profesionales que trabajan de manera “pirata” y no solicitan los permisos adecuados o vuelan sobre zonas en las que no está permitido. Todo ésto contribuye a que los que realmente cumplen las normas, deben rechazar trabajos que otros sin escrúpulos (o por ignorancia, que no se informan adecuadamente) no tienen ningún problema en realizar.

Hace unas semanas, sin ir mas lejos, una operadora nos contactó para realizar unas filmaciones, con bastante premura. Por supuesto que lo primero que le solicitamos fue la ubicación de las mismas y en qué consistía el trabajo. Resultó que la zona de grabación requería un permiso y hasta ese momento habían estado grabando y no lo habían pedido. Cuando se lo comentamos, mostraron su asombro por ello, de hecho lo desconocían y eso que eran operadores habilitados. 

Con esto lo que quiero decir es que, si bien, la mayoría de gente que se compra un dron no sabe donde puede y no puede volar, también hay profesionales que tienen el mismo problema. Y un DRON no es un juguete, por lo que requiere de una profesionalidad y conocimientos adecuados para evitar, precisamente incidentes como éste.

Luis Armando Rodríguez Echapresto

Director de Operaciones en panoimagen

El departamento de defensa de EEUU realiza evaluaciones de los dispositivos de DroneShield

Los ejércitos de Estados unidos y Reino unido han participado en una presentación de los productos “anti” drones de la empresa DroneShield.

La empresa dispone de diferentes sistemas en función de las necesidades, desde un rifle hasta equipos más sofisticados basados en diferentes tecnologías:

Detección e intrusión con tecnologías que aunan diferentes sensores. Contra medidas para drones, monitorización y alertas instantáneas, etc…

Las aplicaciones, aunque van dirigidas principalmente al sector militar, también son ofrecidas como medias de protección en empresas, ejecutivos, etc…

DroneGun Tactical Fuente: www.droneshield.com

El uso indiscriminado de drones y el fácil acceso o fabricación de los mismos por cualquier tipo de persona con mínimos conocimientos y algo de dinero, es una creciente fuente de preocupación. Ante ésto, las soluciones que se presentan son de numerosos tipos, eso sí, cuanta mayor eficiencia, mayor costo. La amenaza de un ataque con minidrones en cualquier lugar es algo totalmente factible y viable. Poder embarcar 5Kg de cualquier sustancia tóxica y exparcirla e incluso explosivos, es algo que está ahí. Aunque es cierto, que siempre ha estado, solo que llevar algo de manera aérea de un sitio a otro es una opción mucho más sencilla.

Luis Armando Rodríguez

Director de operaciones en www.panoimagen.com

Cuadricóptero plegable

El grupo de percepción y robótica de la Universidad de Zurich, ha presentado un prototipo de robot, capaz de plegar sus brazos en pleno vuelo.

Ésto, permite al equipo adaptarse en vuelo para entrar por orificios más pequeños, volar por interiores y sortear obstáculos. A diferencia de otros drones, éste realiza todo el proceso sin  utilizar cámaras de visión artificial y es capaz de mantener la estabilidad del equipo en vuelo.

Este ejemplo, nos demuestra los avances y diferentes estudios que se llevan a cabo en todo el mundo en el sector de los DRONES para su uso en nuevas aplicaciones o para su adaptación al medio y entorno de trabajo.

Estudio completo: Fuente: Universidad de Zurich

Luis Armando Rodríguez: Director de operaciones en PANOimagen.  www.panoimagen.com

Los DRONES de Moose Cree

La evolución de éstos pequeños ingenios voladores y su aplicación a la resolución de problemas reales, ha visto la luz en Canadá. Para los habitantes de una pequeña isla, cercana al círculo polar ártico (Norte de Ontario, Canadá), acostumbrada a estar aislada durante el invierno, ya que solo se puede acceder en barco en verano (puesto que el río se congela durante meses).

Moose Cree, Ontario (Canadá)
La isla de Moose Cree, en Ontario (Canadá) está aislada durante los meses de invierno, ya que el río que la circunda queda congelado

Foto de Moose Cree Tourism

Con sus 4.400 habitantes, cifra nada despreciable, los cinco kilómetros que separan a ésta pequeña isla de la ciudad más cercana, ya no van a ser impedimento paraa recibir medicinas, correos, alimentos, etc…. De ésta manera, estarán abastecidos durante todo el año, por lo menos de las cosa más básicas. 

Con el uso de DRONES, (mucho más económicos que los helicópteros) se pueden intercambiar provisiones y aumentar así la calidad de vida de éstos habitantes, que durante el invierno sufrían un pequeño “aislamiento”. 

¿Es obligatorio hacer seguro a un dron?

Aunque la actual ley en su redacción especifica que los operadores profesionales han de disponer de un seguro de responsabilidad, no se habla o no se indica si los usuarios que usan sus drones para hobby, han de tener seguro o no.

Algo a tener muy en cuenta es los posibles daños que podemos causar, en el caso del profesional es obvio, puesto que la actividad puede conllevar riesgos de caída del DRON e incluso cortes con las hélices a terceros o a los propios operarios. En este punto, para todos los operadores, es necesario recordar la aplicación de la ley de riesgos laborales, por lo que será necesario equipar a los trabajadores de elementos EPI (Equipos de protección individual) de mitigación del impacto posible. De nuestra experiencia en campo, no sería la primera vez que una hélice sale disparada, que el don no aterriza y hay que desconectarlo en vuelo (con el consiguiente riesgo de corte). En mi caso y como ya comenté en otra entrada del blog, recibí 5 amables puntos en la pierna por un accionamiento involuntario del DRON.

Otras situaciones son que el dron pueda caer sobre personas, objetos, etc… con lo que necesitamos un seguro adecuado y ojo, el seguros siempre nos cubrirá si realizamos las operaciones correctamente y dentro de la legalidad. Es decir, si el incidente ocurre en un lugar que es necesario pedir permiso y no disponemos del mismo, probablemente el seguro no se haga cargo del mismo.

Todos éstas cosas, parece que nunca nos van a pasar, hasta que lo hacen. Es por ello, que sobretodo los profesionales, aunque están obligados a ello dispongan de un buen seguro.

Y ahora vamos al caso del hobby. Todo el mundo se lanza con sus drones por ahí, la mayoría de gente sin conocer si pueden volar o no en determinadas zonas o volando a escondidas. Pues bien, supongamos que se nos escapa el dron y por casualidad le da a alguien en un ojo. Se nos ha caído todo el equipo como nos pillen. O una de dos o salimos corriendo y si nos cogen, será peor o asumimos un seguro de responsabilidad civil.

Aquí tengo que hacer una salvedad, en algunos sitios se indica que los drones de hobby no tienen porque disponer de placa identificativa. Ésto es solo de aplicación a los juguetes, lo que pase de 250 gm se considera un dron y por tanto ha de tener una placa identificativa (también en el mando) En caso contrario, si nos paran nos podrían multar con 300€ o más.

Ahora entrando en los seguros de responsabilidad civil para hobby, hay que hacer una similitud con los seguros de radio control. Hasta hace poco quien disponía de equipos de radio control, tenía un seguro de RC, de bajo coste que cubría cualquier incidente en las zonas  habilitadas para el vuelo. Actualmente dado que los drones se pueden volar por más zonas, y no sabemos que puede pasar, es recomendable disponer de dicho seguro que viene a costar unos 95 €. Claro, siempre y cuando volemos en zonas no controladas y en las que se pueda volar sin problemas consultando la web de ENAIRE (drones.enaire.es) 

Siempre y cuando el incidente ocurra en zonas de vuelo permitido, estaremos cubiertos, pero mucho ojo, si el incidente es fuera de dichas zonas, bien sea un CTR, un parque nacional u otra zona restringida, tendremos que apechugar con la multa y responderemos con nuestros bienes. Y ojito, que puede ser considerable.

Como conclusión diré, que está muy bien volar nuestro dron donde queramos, siempre que lo hagamos en las zonas que se puede y para mayor seguridad dispongamos de un seguro de responsabilidad civil.

ISO abre un periodo de consultas para su aplicación en los DRONES

La organización internacional para la estandarización (ISO), ha abierto un periodo de consultas a los profesionales, fabricantes y actores implicados hasta enero de 2019. El fin es el desarrollo final y lanzamiento de un conjunto de normas ISO de aplicación en los DRONES.

La primera de ellas se centrará en los procedimientos, documentación, seguridad de las operaciones y requerimientos de las organizaciones con el fin de desarrollar sus actividades en las condiciones óptimas.

 El foco principal está aplicado en la seguridad de las operaciones, prestando atención a las comunicaciones entre éstos y los aeropuertos, las zonas de exclusión, planes de vuelos, identificación de éstos así como todos los procedimientos tanto documentales como efectivos que ha de realizar cualquier operadora de DRONES.

Aunque éste primer paso se centra en lo anteriormente comentado, hay diversos equipos de trabajo que van a ir orientados a fabricantes, proveedores de servicios y otros implicados en la coordinación entre vuelos de aeronaves no tripuladas (autónomas o no) con otras naves en las que compartan espacio aéreo. 

Con ésta norma se quiere estandarizar el funcionamiento y los protocolos aplicados en todas las operaciones, con el fin de asegurar la máxima seguridad de éstas y un cumplimiento más exhaustivo de las mismas.

ISO/TC 20/SC 16

Gestión del tráfico entre drones y aeronaves

Recientemente Boeing y SparkCognition, han aunado sus fuerzas para crear una Joint Venture “SkyGrid”, con el fin de desarrollar un sistema de tráfico inteligente en las ciudades.

El sistema se basa en la aplicación de tecnologías de blockchain (para asegurar las identificaciones de las aeronaves), análisis de datos a través de IA (inteligencia artificial) y diferentes sistemas de seguridad aplicados en aviación.

El objetivo es gestionar el tráfico aéreo de las aeronaves en las ciudades, incluyendo los Drones. De tal manera que pueda haber una navegación segura y conjunta entre ellos, aplicando para ello las capacidades de las nuevas tecnologías.

Éste desarrollo, que se prevé estará listo en unos años, permitirá que se puedan realizar trabajos de mensajería, transporte entre personas, etc… y todo ello de manera autónoma y sin necesidad de intervención humana. El futuro del auto transporte guiado, ya está aquí.

Esperemos que esto sirva para que los profesionales de los drones, podamos trabajar en entornos urbanos, aunque seguro que tenemos que esperar un tiempo y no será corto.

Los DRONES al servicio del mal

Las historias migratorias están todas las partes del mundo, Europa una de ellas, donde muchos sirios (huyendo de la guerra), han intentado llegar a toda costa y atravesar nuestras fronteras. Bien es cierto, que muchos de ellos con buenas intenciones y otros no tantas. Recientemente el Daesh dijo que había colado a miles de soldados entre todos los que entraron. O sea cédulas durmientes.

En la otra parte del mundo, tenemos ahora la caravana de inmigrantes que se dirige a la frontera de EEUU. Ciertamente es indecente que en estos días, con la tecnología actual, con las posibilidades de países con gran riqueza, sus habitantes se vean obligados a desplazarse para buscar un mundo mejor. Pero claro, los americanos, que tanto presumen de serlo, ya han organizado milicias de civiles armados que viajan en caravana hacia la frontera de méxico para evitarlo a toda costa. Dado que la frontera es muy amplia, se han llevado con ellos DRONES con el fin de sobrevolar la zona y poder alcanzar así un amplio campo donde encontrar a los que pretendan atravesar la frontera. Con las leyes americanas y con el carácter conservador, seguramente habrá más de un muerto. Aunque sería interesante que los propios americanos, que tanto presumen de país, se dieran una vueltecita hacia su pasado. Entonces verían que los migrantes fueron ellos y que no contentos con llegar a tierras acogedoras, aniquilaron a la población autóctona. Dejando a los pocos que quedaban en lo que ellos llamaban “reservas”. Vaya ironía, unos se apropian del país de otros y ahora presumen de algo que debería de avergonzarles.

Rusia desarrolla un “Asesino de DRONES”

Sabemos que los DRONES o vehículos RPAS, han pasado de ser una novedad a comenzar a convertirse, en molestia en unos casos y en amenaza en otros. Hoy en día cualquier persona puede comprarse  uno de éstos “juguetes” y comenzar a volar por todos los sitios, sin cumplir normativa alguna. DJI ha incluido en sus sistemas de vuelos, zonas restringidas en las que el dron no es operativo o en las que te avisa, por ejemplo en los 2 Km al rededor del aeropuerto no se puede volar, y en zonas LER te aparece un aviso de que estás volando en una zona restringida. (Geo zone map “DJI”)  Esto plantea un problema a los operadores, que necesitan desbloquear la navegación en algunas de las zonas, para lo que tienen que contactar con el fabricante para su desbloqueo.

Aunque ésto lo comentamos en la entrada anterior, es algo a tener en cuenta, ya que han aparecido numerosas versiones de firmware para los equipos DJI que desbloquean ese sistema de protección. Ésto facilita que cualquiera pueda modificarlo, introducir cualquier elemento tóxico o explosivo y llevarlo a donde me parezca. De hecho, cualquiera podría coger un dron, y subirlo al tejado del congreso, del senado, entrar en las zonas de la casa real (que ya ocurrió), etc….

El consorcio Ruso Sozvezdie, que forma parte de Rostec (empresa pública) acaba de presentar un sistema automatizado, capaz de derribar drones en una superficie de 80 km cuadrados. El equipo denominado Solaris-N es completamente autónomo, sin necesidad de intervención por parte del personal. Su funcionamiento se basa en detectar cualquier objeto volador, para ello utiliza la inteligencia artificial para, analizar su trayectoria, estructura de su señal, etc… para determinar si se trata de un DRON. 

En caso de una alerta positiva, el equipo interfiere radioeléctricamente al sistema de comunicación y navegación del equipo enemigo, perdiendo éste la orientación y realizando un aterrizaje automático (si así estaba programado) o estrellándose en caso contrario.

Tiene amplias posibilidades de personalización, por lo que es un equipo que tiene un gran futuro para la protección de zonas de acceso restringido en todo el mundo. El precio, es lo que podría resultar astronómico y de aplicación en zonas de muy alto riesgo. Aunque, tal y como avanza el mercado, está claro que cada vez más, nos vamos a encontrar con novedades en éste sentido.

Zonas limitadas en vuelo con equipos DJI

La proliferación de los drones tanto recreativos como profesionales, ha planteado un problema en la entrada de éstos a zonas prohibidas o con riesgo. Por ejemplo hace unos meses, un dron estuvo sobrevolando el palacio de la Zarzuela y ninguno de los guardias sabía qué hacer, ya que no se había dado el caso. Ahora, como ya comentamos en una entrada anterior, existe un equipo especial de la guardia civil que es capaz de inutilizar estos dispositivos y permite la detección incluso de la fuente origen, es decir, el piloto. 

Esto no solo ha ocurrido en España, en estados unidos previamente, se dieron un conjunto de situaciones anómalas que levantaron todas las alarmas. Drones en la casa blanca, en áreas militares, etc… ésto llevó al gobierno de estados unidos ha hablar con los fabricantes y exigirles, que dentro de sus sistemas introdujeran limitaciones al vuelo en determinadas zonas. 

DJI, uno de los mayores fabricantes de drones y prácticamente líder en el sector, tomó muy en cuenta dicha exigencia e introdujo las coordenadas de aquellos sitios que se le pedían. Sobre todo los aeropuertos, zonas militares y zonas prohibidas.

Zonas marcadas en los sistemas DJI
En la imagen podemos ver las zonas introducidas por DJI en sus navegadores.

En la imagen anterior, vemos un ejemplo extraído de la web de dji flysafe  como se puede observar hay zonas marcadas de verde, donde el dron nos avisa de que tomemos precaución en vuelo, zonas amarillas en las que no entra o nos avanzará el dron (para poder hacerlo es necesario pedir autorización a DJI, en la página de rc-innovations los explican muy claramente).

En el mapa, podemos vez: zonas rojas, zonas amarillas y zonas verdes. En éstas últimas, el dron nos dará un aviso de que volemos con precaución, en las zonas amarillas el dron, no nos dejará entrar, a no ser que solicitemos una autorización específica a DJI a través de un formulario. Y en las zonas roja, deberemos de ponernos en contacto con DJI para justificar que podemos entrar en dicha zona. 

A modo de conclusión, podemos decir que si volar, resulta un tanto burocrático, el tener que contactar con el fabricante para volar sobre zonas en las que previamente, hemos pedido autorización, resulta ser un trastorno para poder volar. Si bien es cierto que es una solución muy buena para el sector del hobby o recreativo, ya que impide que los drones, entren en zonas prohibidas. Aunque eso conlleve más trabajo para el profesional.

Drones, RPAS, dron, rpa, UAV, UAVS, Aviones no tripulados, AESA, normativa de drones, NDVI, agricultura de precisión, vuelos RPAS