Los Drones “un Juguete”

Está claro que para todos los drones, grandes o pequeños, son un juguete para hacer fotos, fardar con los amigos y en algunos casos objeto de trabajo.

Pues bien, ayer realizando la configuración de nuestro Tarot con controladora Naza, todo parecía ir correcto, hasta que….. Se le fue la “pinza” y arrancó los motores elevando el dron y estampándolo contra el suelo, no sin antes arrasar todo lo que había a su paso, y entre ello mi preciada rodilla donde después de traspasar el vaquero me realizó tres pasadas rápidas dos de ellas superficiales una profunda, tal es así que tuvieron que darme 5 puntos.

Rodilla con 5 puntos

Herida producida por la hélice de un dron al configurarlo

Aquí en la fotografía podéis ver el aspecto de la rodilla todo vendada. No puedo ni imaginar lo que hubiera pasado si configuramos el dron, como habitualmente, con éste encima de la mesa. Nos podría haber cortado en la cara o seccionarnos la yugular. ASÍ QUE MUCHO OJITO CON EL DRON MIENTRAS LO MANIPULAMOS, ÉSTO ES LO MÍNIMO QUE NOS PUEDE PASAR. 

Corte en pantalón vaquero

Cortes en el pantalón producidos por un despegue anómalo

Aquí podéis apreciar los efectos del corte en el vaquero, claro que las hélices lo traspasaron e insertaron fibras en el corte (bastante profundo) tras el cual 5 puntitos. Así que aviso a Navegantes, muchísimo ojo al manejar el dron durante las operaciones de mantenimiento, que nosotros llevávamos haciendo ésto años y nunca pasaba nada, hasta que pasó.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *