La policía británica probará durante 18 meses dos escuadrones equipados con drones.

Durante 18 meses los bobys (policías británicos) van a disponer de equipos DJI equipados con cámaras de alta resolución así como cámaras térmicas con el fin de probar su efectividad dentro del entorno de la seguridad. La intención es ver si realmente son eficaces en el seguimiento de delitos, recoleccción de imágenes en escenas de crímenes o encontrar personas. (ésta última es una función de la que dispone nuestra guardia civil y que utiliza amenudo para encontrar gente desaparecida en rios o zonas de dificil acceso).

Londres
Imagen de londres cortesía de pixabay

El motivo final es la reducción de costes, frente a lo que serían las horas de helicóptero o similares que pudieran ser necesarias en momentos determinados. Como podemos ver, los drones se postulan como una alternativa económica frente al uso de helicópteros, aunque es necesario indicar que no siempre es adecuado el dron. Los helicópteros, por ahora tienen capacidades de uso en condiciones climáticas más adversas que los drones, ya que éstos requieren de poco viento y no pueden operar con condiciones climáticas adversas como lluvia.