Domino’s Pizza se une al reparto con Drones

La cadena domino’s Pizza acaba de asociarse a una startup llamada Flirtey para lanzar lo que será el primer servicio de Dron- pizza a domicilio. El proceso es sencillo, al igual que lo que nos indicaba amazoom. El usuario encarga la pizza y la paga, por supuesto, no sea que algún incidente haga que no llegue a su destino (esto no es cierto ya que se comprometen a la devolución del dinero si ésta no llega en 30  m a su destino.) Una vez encargada, ésta sale vía aérea hacia su destino, disponiendo el cliente de un sistema de localización, que le va indicando en cada momento por donde viene su aero-pizza. En los momentos previos a la llegada, éste recibe un aviso para estar atento, el dron aterriza (supongo que viviran en cassas con jardín, porque veo un poco complicado que el dron me traiga la pizza al quinto piso sin terraza. El usuario recoje el paquete y el equipo vuelve a destino.

La primera prueba se llevará a cabo en Auckland, Nueva Zelanda, según el proveedor se ha elegido esta ciudad como ejemplo de tráfico congestioado y muy idónea por tanto para probar el uso de drones como alternativa a los atascos y problemas del tráfico. Su intención es comenzar en el año 2017 en otros países como Autralia, Japón, Países bajos, Francia, Bélgica y Alemania.

En principio, la solución aparenemente está bien, con la salvedad de que precisa la modificación de dos normas que se aplican a drones en europa. La primera el vuelo en casco urbano que está prohibido, y la segunda el que el vuelo sea con piloto automático, que todavía no está regulado. No así en EEUU que se aprobó una normativa para el uso de éstos dispositivos de manera autónoma.

https://youtu.be/on4DRTUvst0

No cabe duda que campaña de marketing o publicidad, el reparto de mercancías con drones será una realidad más o menos cercana en un tiempo no muy lejano.

¿Espectacular accidente de helicóptero provocado por un dron?

Aunque el titular es sensacionalista y la noticia es una mera simulación del canal BBC Casualty, perfectamente sería posible, se más yo apuntaría a que se trata de una representación muy bien hecha de algo que realmente puede ocurrir. Claro está que esto es como todo lo que pasa en el mundo, las cosas son posibles, pero nadie considera que van a pasar. Excepto en el momento que pasan, entonces se toman todas las medidas posibles y es cuando todo el mundo se pregunta ¿por qué?. Un claro ejemplo de ésto lo tenemos en el reciente terremoto de italia (con mis condolencias a las víctimas y damnificados) pero ahí tenían que rodar cabezas por todo Italia. No se puede permitir, que por ejemplo, en el caso del colegio, éste hubiera sido reformado en el año 2002 aplicando las normativas anti sísimas y resulta que en 2016 aparece un terremoto y el colegio se «pulveriza» literalmente, y no por no aplicar la normativa, si no porque la reforma no se hizo bien. ¿Donde están las responsabilidades? se lo diré, en ningún sitio como siempre. Pues bien, en los drones éste accidente muchos dirán esto es exagerado, hace daño al sector, otros dirán los drones son un peligro. Pero no debemos de olvidar que si bien es cierto, estamos en un sector con muchísimas travas, esto que aparece en el vídeo es completamente real y si es real, es necesario establecer mecanismos que impidan o minimicen el riesgo de que ocurran. Si nos ceñimos a la normativa, realmente nos indica que hay que respetar una distancia de 8 Km de cualquier aeropuerto o aeródromo. Duda: ¿El helipuerto de un hospital se considera aeródromo? si es así, está claro que en 8 Km no se puede operar un dron, pero si no lo es, acabamos de encontrar un agujero muy pero que muy grave que facilitaría el accidente que hemos visto. Y por otro lado, la normativa está muy bien, pero estaría mejor que obligaran a todos los vendedores de Drones a incluir un folleto informativo de dónde no se puede volar. Porque la mayoría se compra su equipo y no sabe qué puede o no puede hacer, en plan profesional (suponiendo que todos somos profesionales) lo tenemos claro, pero en plan hobby la mayoría  no sabe la norma. Que no por ello están exentos de cumplirla, pero un folleto obligatorio ayudaría a evitar desastres como éstos.

https://www.facebook.com/BBCCasualty/videos/1029528523811860/

 

Intel Aero, la nueva apuesta de Intel para los Drones.

Intel ha presentado recientemente su propuesta para desarrolladores y entusiastas de los drones. Su plataforma Intel Aero, ésta está basada en un procesador Atom de cuatro núcleos que combina almacenamiento, comunicaciones así como entradas y salidas. La estructura es de tamaño reducido y consta de cuatro motores. En la página de Intel se pueden encontrar las opciones del equipo, por un lado está la versión «Ready to Fly» que lleva todo el equipamiento o se puede adquirir la parte del ordenador por 399 $, el accesorio para visión 149$ y la caja 69$.

La plataforma puede ser interesante por las prestaciones, si bién es cierto que el precio es bastante elevado con respecto a otras soluciones del mercado.

De momento parece que las reservas solo son posibles desde EEUU y canadá.

http://click.intel.com/intel-aero-platform-developer-kits.html

Pila de combustible para drones submarinos

Siempre pensé que las cosas tienen su nombre, sin embargo la fiebre del «dron» se ha extendido como un virus mortal que ha acabado fagocitando a todo aquel artilugio, que por muy lógico nombre que tuviera ha pasado a llamarse Dron junto al sufijo del medio donde se mueva. Vamos, que la palabra Robots, ya no existe, y de aquí a poco tiempo ni la de androides, serán drones personales. Cada cosa tiene su nombre y un submarino siempre fue un robot submarino, pero ahora con la (vamos a decir «pijotada») pues todo es dron. En este caso, el desarrollo de baterías de hidrógeno, de las que se lleva hablando tanto tiempo, nos lleva a su aplicación en equipos submarinos radio controlados (robots que no drones). En este caso la empresa General Motors (GM) junto a la marina de estados unidos están desarrollando un sistema, según presentan «prototipo naval innovador». Las características de éstas pilas, probadas en tierra por GM, son compactas, y ligeras así como con una autonomía que los hace idóneos para las misiones submarinas integradas dentro del programa «Ocean Battlespace Sensing» de la oficina de investigación naval americana.

Fuente ABC:

http://www.abc.es/motor/reportajes/abci-drones-submarinos-impulsados-pila-hidrogeno-201608081620_noticia.html

Captura tus pokemon desde DJI Phantom

DroneMonSpy es un ingenioso cartón que se adapta al tren de aterrizaje del DJI Phanton, de tal manera que puedes ubicar tu teléfono con el juego de pokemon abierto y con una aplicación como teamviewer para controlarlo desde la distancia. De ésta manera puedes recorrer tu barrio en busca de pokemon de una manera rápida y sencilla. Una pequeña pega, en españa la normativa te impide sobrevolar casco urbano, así que como no sean pokemons de jardín o de campo, aquí lo tienes un poco difícil. Eso sí, donde la legislación lo permita, vas a poder recoger pokemons a toda pastilla y casi sin moverte. Suponemos que la idea original del juego era que los jugadores hicieran un poquito de ejercicio, buscando los bichejos por toda la ciudad, lugares, etc…

Dronemonspy

Mascotas convertidas en drones.

Esta claro que el boom de los drones hace surgir un sin fin de utilidades extrañas o cuando no morbosas. Tal es el caso de que una vez que nuestra mascota pasa a mejor vida convertirla en dron. Gustos hay para todos no cabe duda, pero vamos, a mi ni se me ocurre convertir a mi animal de compañía en un elemento volante. Pobre de él disecado para la eternidad encima de unos motorcillos, cables y demás. Morbo, lo tiene, práctico no lo es, a no ser que queramos ser los más chulos del barrio en hallowen. Por lo demás se trata de una utilidad, que no deja de ser extraña y para determinadas personas que quieren hacer cosas «diferentes» cuando los días de su mascota han llegado a su fin.

 

 

Absurdo bloqueo de DJI a sus drones para que no accedan a los estadios olímpicos en Río.

Leyendo noticias del sector, me encuentro con esta maravilla publicada en cnet, en la cual se dice que DJI va a bloquear las coordenadas de los estadios olímpicos de Rio, para que no se pueda acceder desde sus drones. Mi apelativo de absurdo es sencillo, estamos a puertas del evento y según se indica, dicho bloqueo vendrá a través de una actualización del firmware de los equipos. En primer lugar, el que quiera sobre volar los estadios si ha leído la noticia, ¿quien se cree que va a querer actualizar el dron?. La actualización, requiere conexión con el software de configuración y ésta ha de autorizarse. Por lo tanto, es un poco absurdo, por otro lado, no todos los drones utilizan controladoras DJI.

Fuente: cnet.com más información

 

Intrusismo o puerta trasera en la legislación

Ayer estuve leyendo un artículo muy interesante sobre los problemas a los que nos enfrentamos los operadores de drones. Todos coincidimos en que, en muchas ocasiones, los trabajos que se nos demandan no es posible realizarlos, si nos atendemos a la legislación actual. Entonces se nos presenta una seria duda, ¿cómo es posible que series o programas de las diferentes cadenas de televisión realicen vídeos sobrevolando zonas urbanas sin que haya consecuencias al respecto? Cualquier operador, con la legislación en la mano, sabe que se expone a serias sanciones por incumplimiento de la legalidad vigente. Pues bien, sin empezar el sector a despuntar, ya se comienzan a ver intrusiones en el mismo. Todavía recuerdo, en el caso de los helicópteros de extinción de incendios, que las empresas optaban por contratar a empresas rusas, con pilotos incluidos. Esto salía mucho más barato que contratar a empresas españolas, que obligadas por la legislación estaban obligadas al cumplimiento de diversas normas. Las cuales las empresas de fuera, se saltaban un poco (o bastante) a la torera, por ejemplo en las horas de vuelo, en que los pilotos dormían en los propios helicópteros, etc… Amigos, en el sector de los drones, ya nos pasa casi lo mismo. Para poder grabar esas escenas, las productoras, son capaces de traerse a un piloto de italia, pagarle el viaje hasta aquí, pagarle el servicio y mandarlo de vuelta. Y ahora que vaya AESA a buscar al susodicho por sobrevolar zona urbana con su Dron, o con el dron de otro (que nunca se sabe). Esto tendría una solución muy sencilla, que la multa fuera con respecto al cliente, pero claro, a ver quien multa a los ayuntamientos, grandes productoras o a las cadenas públicas. Al final, los perjudicados, como siempre, las empresas españolas, que sufren la presión de la normativa y tienen que cumplirla a rajatabla, para que luego vengan de fuera y se pasen todo por el mismísimo «Arco del Triunfo»