Caldera de taburiente recuerda que está prohibido volar dentro del parque.

El parque nacional de la caldera de Taburiente, situado en la isla de la palma (Canarias) está ubicado en el crater de un volcan. El acceso al mismo con vehículos a motor ha estado siempre prohibido, disponiendo de burros para la llevada de materiales o cargas por el interior del mismo. Para acceder al interior, se dispone de unas Guaguas que te llevan desde el parking público a casitas blancas, la zona desde la que se puede entrar al parque. La salida es más compleja a través del llamado “barranco de las angustias” (donde un servidor acabó a las 10 de la noche a oscuras buscando el coche. Los drones parecen ser los invasores de todos los terrenos y lugares, siendo caldera uno más de éstos.

Caldera de Taburiente

Límites de vuelo del parque nacional de la caldera de Taburiente

Sin embargo las autoridades del parque y ante la proliferación de personas sobrevolando éste con sus juguetes (más o menos profesionales) han recordado que el plan rector de uso y gestión establece “la prohibición, salvo por acciones de gestión del mismo, de la utilización de cualquier equipo de control remoto y el sobrevuelo del mismo desde GND hasta 3.000 m sobre el nivel del mar. Existe además una orden PRE/1841/2005, de 10 de junio que fija para la Caldera de Taburiente “la prohibición del sobrevuelo, excepto aeronaves del Estado y vuelos para la conservación del Parque autorizados”. En casos excepcionales y siempre que sea para cuestiones específicas del parque, se pueden realizar vuelos ateniéndose a las restricciones impuestas.

Aquí tenemos un claro ejemplo donde el uso de los drones como ocio interfiere en zonas donde está prohibido el vuelo, o bien por desconocimiento de los pilotos o bien por que éstos no se atienen a realizar un vuelo verificando si éste se puede o no realizar. En cierta ocasión hablando con otra operadora de drones nos decían que de 20 solicitudes que habían tenido solo pudieron realizar 5, ya que el resto incumplian las normativas vigentes de vuelo profesional con drones.

 

 

Esta entrada fue publicada en Normativa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *