Estos días, los medios de comunicación se hacen eco de la información ofrecida por AESA de las 24 sanciones impuestas a lo largo de 2015 por infracciones en el uso de drones. Los importes oscilan entre los 300 y los 21.000 € de un total de 185.500 €. Principalmente por vuelos sobre zonas pobladas o carecer de los permisos correspondientes para la realización de los vuelos con la seguridad adecuada.

 

Noticia en ABC